Los estados de flujo nos hacen más seguros, menos ansiosos y más felices

La calidad de vida no depende solo de la felicidad, sino también de lo que uno hace para ser feliz. Si no se desarrollan metas que den sentido a la propia existencia, si no utilizamos la mente a pleno rendimiento, entonces los buenos sentimientos llenan apenas una minúscula fracción del potencial que poseemos.

Tras décadas dedicado a estudiar los estados en los que las personas alcanzan su máximo potencial, los estudios de Mihaly Csikszentmihalyi indican que las personas son más felices cuando alcanzan un estado de alta concentración, al que este autor llamó “fluir”.

Este estado se consigue cuando experimentamos las emociones positivas como la felicidad, la fuerza o la actitud positiva. Se trata de los conocidos estados de “negentropía psíquica”, en los que la energía psíquica puede fluir libremente hacia cualquier pensamiento o tarea en el que decidamos ponerla.

Por el contrario, las emociones negativas, como la tristeza, el miedo, la ansiedad o el aburrimiento producen “entropía psíquica”; es decir, un estado en el que no podemos utilizar eficazmente la atención para afrontar tareas externas, porque la necesitamos para restaurar un orden subjetivo interno.

¿Cómo describir el estado de flujo? 

Para entender mejor qué es un estado de flujo, quizá sea conveniente analizar antes el estado justamente opuesto, en el que no hay ningún orden en la conciencia, en el que los pensamientos aparecen y desaparecen caprichosamente sin que podamos controlarlos. Es un estado que suele estar relacionado con otros problemas como la inseguridad, la depresión o la ansiedad y que, de repetirse con frecuencia, puede hacer muy infelices a las personas.

Lo opuesto es el estado de flujo, cuando la mente fluye, uno se siente completamente atento y en control de sí mismo, despreocupado y con una agradable sensación de estar haciendo lo correcto. Todo toma sentido y los problemas que nos encontramos parecen apasionantes desafíos a los que nos enfrentamos con gusto, no amenazas hacia nuestro bienestar o seguridad personal.

 


Lee el artículo completo en: https://lamenteesmaravillosa.com/el-secreto-de-la-felicidad-nace-de-la-pasion-por-lo-que-se-hace/ (Artículo original de “La Mente es Maravillosa”).